Apple lanzaba hace un año ResearchKit, un conjunto de herramientas de desarrollo que permitía construir aplicaciones orientadas a la investigación médica. La participación de estos entornos de pruebas se acotaban a universidades o grupos de investigación. Pese al gran salto en los últimos años de las investigaciones médicas remotas, la apuesta de Apple supuso un punto de inflexión al utilizar el móvil, el dispositivo

SUBIR